Contraluz / Americanos (1973)




Originalmente el embrión de Contraluz contaba con Carlos Barrio (guitarras), Néstor "Punsi" Barrio (batería), y Freddy Prochnik (bajo), hacían Música beat y Pop rock en inglés, bajo el nombre de Lemon, al que luego cambiaron por Celofán, para finalmente decidirse por Contraluz, al incorporar a un cuarto miembro: Alejandro Barzi en flauta y voz. Su discografía -extremedamente exigua-, arranca con un LP editado por EMI en 1973, Americanos: para este álbum la banda ya contaba con otro miembro agregado: Álvaro Cañada en voz, mientras que Alejandro Barzi se centraría en los instrumentos de viento, y los teclados.

Tras la edición del disco Alejandro Barzi deja el grupo y se establece en la localidad de El Bolsón, en la Patagonia. Se incorporan Jorge Guarnieri en guitarra y voz y Gustavo Dinerstein en flauta traversa y saxo, el recital de presentación se lleva a cabo en el "Cine Teatro Libertador" en la calle Corrientes, en Buenos Aires, con gran éxito de público y crítica. Hacia fines del mismo año, EMI edita un simple con dos temas del álbum: "Indios sin prisión" en la cara A y "La sarna del viento" en la cara B, convirtiéndose en un éxito de ventas.

La discográfica EMI renueva el contrato con la banda, y en enero de 1974 se inicia la grabación del segundo álbum del grupo. De la música registrada, Harvest (subsidiaria de EMI) edita un simple con los temas: "Que tu voz se escuche" y "Un día solo". Sin embargo, el COMFER recomienda no difundir la obra, y el disco es retirado de la venta a los pocos días de su aparición. El resto del material grabado nunca fue concluido por el grupo, y quedó olvidado en los archivos. La prohibición del simple y la incorporación de Néstor Barrio al servicio militar, precipitan la disolución de Contraluz, aunque realizó algunas actuaciones más, para cumplir compromisos anteriores, la banda dejó de tocar hacia fines de 1974.

Su sonido se caracterizaba por fusionar el prog de guitarras pesadas mezclado con cadencias de corte folk, a la Jethro Tull (tanto es así que solían tocar "Bouree", famoso tema del grupo inglés). Para rematar esta receta sonora, incorporaban ciertos aires de folclore latinoamericano a su música, al mejor estilo Arco Iris.